8 razones para no subir videos a su hosting

Video Hosting

La presencia de archivos multimedia (imágenes, audio y video) es lo que enriquece la web. Cuando agrega videos relevantes y bien hechos a su sitio de WordPress, ciertamente está mejorando la calidad de su contenido general. Actualmente, las personas están cada vez más viendo videos, en lugar de leer un texto. Este cambio se debe principalmente a que los usuarios están en dispositivos móviles la mayor parte del tiempo. Por lo tanto, puede estar seguro de que los videos aumentarán las posibilidades de que sus visitantes reaccionen a su contenido, ya sea en forma de comentarios, suscripciones o recursos compartidos en las redes sociales.

En esta publicación, compartiremos exactamente por qué debería implementar la inserción o embebido, en lugar de usar su propio sitio de WordPress para alojar videos.

Subir videos a su hosting VS insertar videos desde otro proveedor

Antes de entrar en detalles sobre por qué nunca debe subir videos directamente a su sitio de WordPress, repasemos las diferencias entre subir e insertar un video. De esta manera, nos aseguraremos de que todos entiendan la importancia real del asunto.

Insertar un video es en realidad el método recomendado. Al incrustar, esencialmente está utilizando un sitio web de terceros como YouTube y Vimeo. Cargue sus videos allí, copie la ruta a ellos y luego pegue la ruta del video en su sitio de WordPress. El efecto es el mismo que si lo hubiera cargado directamente, excepto que no está utilizando el espacio o transferencia de su plan de hosting, lo cual es excelente. Incrustar videos en WordPress es un proceso relativamente rápido y fácil.

Razones para no subir videos a su hosting

Incluso si su plan de hosting ofrece una gran cantidad de ancho de banda mensual, aún debe usar un alojamiento de video de terceros y evitar el uso innecesario de ancho de banda. No es una buena idea alojar sus videos en su propio sitio web, porque tener archivos grandes que muchas veces son vistos (descargados) por muchas personas al mismo tiempo puede causar mucho estrés en un servidor de hosting compartido. Eso tiene un impacto negativo en usted y en todos los demás usuarios en ese servidor específico.

1. Mayor uso de ancho de banda

El ancho de banda es la cantidad de datos disponibles (por mes) para transferir desde y hacia su cuenta de hosting. Cada vez que alguien descarga un archivo de 40 KB de su sitio web, usa 40 KB de ancho de banda de su hosting. La misma regla se aplica a los videos que aloja en su sitio.

Demasiadas solicitudes en el servidor para un solo archivo grande podrían potencialmente exceder los límites del servidor de hosting web y causar problemas de recursos en el servidor en general. Esto puede hacer que su sitio se suspenda temporalmente hasta que se resuelva el problema. Tenga en cuenta que la mayoría de los servicios de hosting web no permiten que un sitio afecte a todos los demás sitios que comparten el mismo servidor.

2. Límites de tamaño de archivo y espacio de almacenamiento

Si sube archivos de video grandes a un servidor de hosting web compartido con frecuencia, eventualmente excederá la cantidad de almacenamiento que tiene con su plan. Ese sería el caso, especialmente si realiza una copia de seguridad de su sitio de forma regular. Además, por la cantidad de espacio que ocuparán las copias de seguridad, también comenzarán a tardar mucho más en ejecutarse. En general, más datos requieren más espacio en disco, lo que lleva más tiempo hacer una copia de seguridad.

3. Límites de inodo

Un inodo es una estructura de datos que se utiliza para mantener información sobre un archivo en una cuenta de hosting. El número de inodo es una indicación de la cantidad de archivos y carpetas que tiene, incluido todo en su cuenta de hosting (correos electrónicos, archivos, carpetas y todo lo demás almacenado en el servidor). Al igual que con el ancho de banda, alojar sus archivos de video directamente en su servidor web podría fácilmente exceder su límite de inodos.

A diferencia de las imágenes o los archivos de audio, los archivos de video pueden ser muy grandes. Un video HD podría fácilmente tener un tamaño de hasta 200 MB o incluso más, a diferencia de las imágenes o los archivos de audio, que generalmente se miden en kilobytes, que son meramente comparativos.

4. Video de carga lenta o pausas inesperadas al transmitir

A menudo, cuando sube el video directamente a su sitio de WordPress, se retrasará durante la transmisión. Eso lleva a espectadores a frustrarse.

El problema de retraso o congelamiento puede aumentar aún más con un mayor número de usuarios en el servidor compartido que reproducen sus archivos de video. Otra razón contra el subir sus videos a su hosting es que podría haber visitantes con Internet lento o una conexión pésima al servidor donde se aloja el video.

5.No hay formato de archivo de video estándar disponible

Actualmente, no hay formatos de video estándar en uso por todos los navegadores. Esto se debe a la especificación HTML5 actual. Cada uno de los principales navegadores utiliza un formato de video diferente y, por lo tanto, los archivos de video deben convertirse a varios formatos de video. Todo eso significa que necesitará tener varios videos para cargar si desea cumplir con los requisitos para todos los navegadores y si desea que todos sus visitantes tengan una experiencia agradable cuando visiten su sitio web de WordPress.

6. Necesidad de generar diferentes tamaños / tasas de bits

La mayoría de las personas ven videos en sus computadoras portátiles o de escritorio, pero eso no significa que nadie use su dispositivo móvil para eso. Dicho esto, no tendrá como objetivo servir grandes archivos HD de 1080 a dispositivos móviles y videos de 480p a computadoras portátiles y de escritorio con conexiones rápidas. Entonces, si sube videos a su hosting, deberá generar cada video en diferentes tamaños, especialmente si desea una experiencia de usuario (UX) óptima.

Si su velocidad de Internet cae repentinamente mientras ve YouTube, Vimeo u otro sitio importante de transmisión de video, el video continuará reproduciéndose pero será de peor calidad. Esto es para evitar el almacenamiento en búfer, y es una de las principales razones para utilizar un servicio de terceros para su video. Dichos servicios son especializados y manejarán casi todo por usted de manera rápida y fácil.

7. Calidad variable en todos los navegadores

Ya hemos mencionado que tendrá que crear más de un archivo para el mismo video. Para eso, necesitará una aplicación. Hay docenas de ellas en Internet, y la elección es totalmente suya. Sin embargo, podría resultar que necesita más de una aplicación, especialmente si desea convertir su video a todos los tipos de formato (.mp4, .OGG, .mkv, .avi, etc.).

Lamentablemente, cada aplicación maneja las conversiones con algunas pequeñas diferencias. Eso a menudo resulta en una calidad variable entre todas las versiones de su video. Puede verse muy bien como un archivo OGG en Mozilla Firefox, pero un poco menos de calidad cuando se ve como un mp4 en Internet Explorer.

Además, diferentes navegadores manejan la reproducción de una manera diferente, lo que significa que el mismo video podría funcionar muy bien en un navegador pero tener errores en otro. Podrías pasar horas experimentando con sus videos y aún así no obtener una coincidencia del 100%.

8. Piratería potencial

Si aloja sus propios videos, las rutas de los archivos a menudo se exponen en el código fuente, lo que facilita su extracción. Cualquiera puede simplemente copiar la URL de la ubicación del video, descargar el archivo y luego subirlo a Internet, alegando que es el suyo. Sería una opción mucho mejor incrustar en lugar de subir los videos al hosting. Eso es para proteger sus archivos y su sitio de WordPress.

La mejor manera de agregar un video a su sitio

Lo primero es lo primero: debe cargar su video en un servicio de alojamiento de videos como YouTube o Vimeo. Una vez que el video ha sido cargado, copie la URL de su video. Regrese a su sitio de WordPress y pegue la URL en su publicación o página donde desea que aparezca el video. No olvides que simplemente puedes usar el bloque de inserción en el Editor de bloques:

Cuando los visitantes vean su página, aparecerá el video y podrán verlo desde el host de video de terceros, sin utilizar ningún recurso de su plan de hosting web.

El reproductor de video que ha incrustado detectará automáticamente el dispositivo, el navegador y la velocidad de conexión del espectador. Luego, el reproductor proporcionará la versión adecuada del archivo de video, sin la necesidad de que instale nada o escriba algún código complicado.

Los anfitriones de videos como YouTube y Vimeo tienen redes masivas en todo el mundo, además de ser parte de los motores de búsqueda más populares. Todo esto funciona a su favor. Después de cargar un video, se replicará automáticamente en cada servidor en su red de entrega de contenido (CDN). De esta manera, cada uno de sus visitantes podrá obtener el video desde la ubicación más cercana, haciendo que la conexión sea lo más rápida posible. Sus espectadores lo amarán, disfrutando de una reproducción suave sin congelación ni almacenamiento en búfer.

En resumen…

Entonces, ahora que tiene suficiente información, sabe que no hay razón para no usar un host de video de terceros para su contenido de video. Incrustar no solo es la mejor opción cuando se trata de recursos, sino que también le ahorra tiempo y garantiza una experiencia de usuario óptima.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *